La importancia de tener un logotipo original

En este blog ya hemos hablado anteriormente de la importancia de un logotipo pero esta semana nos hemos encontrado con un nuevo caso de un logotipo digamos “no original” así que esta semana toca hablar de nuevo de los logotipos, pero en este caso, de la importancia de tener un logotipo original, tuyo.

Lo primero, recordemos lo que es un logotipo o logo: el logo es la imagen de una empresa, producto o servicio. Seguramente es lo primero que la gente verá o recordará de nuestra empresa, a la larga será con lo que nos identificarán.  Así que, cuanto más sencillo y claro sea, más fácil será de reconocer y de recordar.

En nuestro anterior artículo ya hablamos de los puntos a tener a la hora de diseñar un logo, pero ¿cuáles son las características que tiene que tener un buen logotipo?

  • Sencillez: los mejores logotipos, los que mejor se recuerdan son sencillos, sin excesos de colores o elementos decorativos superfluos e innecesarios.
  • Vectorizado (se debe reproducir a cualquier tamaño): el logotipo debe estar vectorizado, diseñado en un programa profesional de diseño y en un formato que lo haga escalable, de forma que pueda utilizarse a cualquier tamaño sin que pierda calidad.
  • Adaptable a diferentes formatos: no es lo mismo ver tu logotipo en un ordenador que en una pantalla de móvil.
  • Modificable: es normal que los logotipos con el paso de los años se modifiquen y modernicen así que debe ser modificable, para lo que es recomendable que en primer lugar sea vectorizado.

Y por su puesto:

  • Original: que tu logotipo sea único es la mejor forma de diferenciarte de los demás.  No copies, diferénciate de los demás, el copiar un logo o estilo solo hará que recuerden más la marca original que la tuya.

¿Por qué no es una buena opción comprar un logotipo en un banco de imágenes?

En internet nos podemos encontrar con muchas páginas web de bancos de imágenes donde se ofrecen logotipos prediseñados a precios de ganga. Desde 5 € o incluso menos puedes descargar y comprar un logo prefabricado en el que sólo tienes que sustituir el nombre que venga en ella con la de tu marca. ¡Listo, en pocos minutos ya tienes el logo de tu empresa! Pero si utilizas estos logotipos puedes encontrarte con varios problemas:

  • Obviamente, NO son únicos: igual que lo has hecho tú, cualquiera puede comprar el mismo logotipo y utilizarlo para su empresa, por lo que puede que haya varios, por no decir decenas o incluso cientos de personas o empresas con la misma imagen o marca que la tuya. Esto hará que tu marca no sea fácilmente reconocible ni destaque entre los demás.
  • Tampoco son originales: son logotipos “diseñados” en masa, con ligeras variaciones entre ellos. No sólo te encontrarás con empresas con tu mismo logotipo, sino que también te encontrarás con empresas con un logotipo muy parecido al tuyo.

Cómo ya hemos comentado antes, la idea o el objetivo de un logo es la de diferenciarte de los demás, destacar y no hacer dudar al cliente de si está ante una empresa u otra. Y peor aún, recordarle a otra empresa de tu mismo sector, tu competencia.

Que evitar:

  • Diseños caseros hechos con programas que no son los adecuados para hacer diseños. Por ejemplo, logotipos hechos con programas como Word luego que no permitan escalar el logo de forma adecuada.
  • Logotipos comprados en bancos de imágenes, habrá miles de empresas con el mismo logo que el tuyo. ¿Quieres que al ver tu logo se confundan de empresa, que ni siquiera te relacionen contigo?

Esperemos que con esto y nuestro artículo anterior, os hayamos dado una mejor idea de todo el trabajo que existe a la hora de crear un logotipo y no lo dejéis en manos de cualquiera que sepa utilizar un ordenador, y en todo caso que os preocupéis más del resultado final del logotipo, de lo que será vuestra marca, y que además de que os guste la imagen también sea realmente funcional, efectivo, que sea una representación real de tu empresa y por supuesto original y no una copia de otros cientos que hay por ahí.

Categorías:
Tags:
Fecha:
  • 24 Oct, 2016
Compártelo: