Mantenimiento de páginas web

mantenimiento-de-paginas-web

¿Qué es el mantenimiento que se paga al mes por una web? ¿Qué es lo que conlleva? ¿Es realmente necesario?

Hace unos días un conocido nos preguntó sobre el coste de las páginas web y en especial sobre el mantenimiento que se pagaba por ellas. No es la primera vez que nos preguntan sobre ello así que esperamos que esto aclare un poco las dudas.

Veamos las posibilidades que hay:

  • Mantenimiento general de la web. Las páginas web hechas sobre todo utilizando un gestor de contenidos (Joomla, WordPress,…) suelen utilizar versiones que van actualizándose cada cierto tiempo, así que, si tienes una web de este tipo suele ser recomendable (más que nada por temas de seguridad y funcionalidad) actualizarlos.
    Nosotros aunque no obligamos a los clientes a tenerlo, sí que lo recomendamos seriamente.

  • Actualizaciones de la página. Es importante renovar de vez en cuando la información de la web: nuevos productos, banners, noticias… o simplemente buscar una nueva forma de mostrar lo que ya hay.
    Esto aunque en si no formaría parte del mantenimiento general de la web, si entraría en su actualización, por lo que es importante pactarlo de antemano con la empresa que te lo lleva. O bien se firma un contrato anual que te da derecho a x cambios al mes/año, o si no pagas por cada nuevo cambio que solicitas.
  • Mantenimiento de posicionamiento web SEO. Al realizar una página web asegúrate de que esté optimizado para los buscadores utilizando las técnicas SEO. Este trabajo sí que puede llevar un mantenimiento ya que conlleva un trabajo continuo de rastreo de visitas, páginas indexadas, mejoras en las palabras buscadas, etc.
  • Y por supuesto la renovación anual del dominio y el alojamiento de la web. Esto hay que hacerlo todos los años, sí o sí. No son caprichos que una empresa te pide por cobrarte de más, para tener una página web en internet, es obligatorio realizar un pago anual, lo mismo que los dominios, ya que por ley no es posible comprarlos de por vida.  Aunque normalmente se habla de “comprar” un dominio, lo que se hace es “alquilarlo”. Lo que se hace es pagar por tenerlo durante un tiempo determinado (mínimo de un año, máximo de 10), aunque eso sí, mientras lo tengamos nosotros, nadie más lo podrá renovar.

Esperamos que con estos puntos os hayamos aclarado un poco las ideas sobre el mantenimiento o los costes que conlleva una página web. En todo caso, no dudes en ponerte en contacto con nosotros y te asesoraremos sobre cualquier duda que tengas.