Cómo elegir la mejor Red Social para tu empresa

Es evidente que cada vez más empresas apuestan por las redes sociales para potenciar su marca. En esta nueva etapa de branding digital, el público encuentra lo que quiere por blogs, redes sociales u otras plataformas digitales, por eso puede ser un buen momento, si todavía no lo habéis hecho, para que en vuestra empresa empecéis a trabajar seriamente alguna de ellas.

En este blog hemos hablado más de una vez de las redes sociales y cómo utilizarlos a la hora de dar a conocer una empresa. Pero, ¿cómo podemos elegir la mejor red social para nuestra empresa? Cómo es lógico no es necesario que estemos en todas las redes sociales existentes, pero sí es recomendable estar en alguna y por supuesto elegirla bien. A la hora de elegir las mejores redes sociales, ten en cuenta tu empresa, tu proyecto de marketing y el objetivo que quieres alcanzar.  No es lo mismo estar en Facebook, Twitter, Youtube, Linkedin o Instagram (por mencionar solo algunas de las principales).

Veamos de forma resumida estas 5 redes sociales:

  • Facebook: su gran capacidad de alcance le hace ser uno de los más populares en el uso empresarial. Se usa en gran medida para promocionar productos/servicios e incrementar el tráfico de la web. Además con su servicio de Messenger puedes tener una comunicación directa con tu cliente.
  • Youtube: después de Facebook, es la red social con más usuarios activos mensuales. Es más, está logrando eclipsar a la televisión entre los jóvenes de entre 18 y 34 años. Y según todos los datos no va a hacer más que crecer. Si tu empresa tiene capacidad para generar recursos en vídeo Youtube puede ser una de las mejores redes sociales para tu negocio.
  • Instagram: es otra de las redes sociales en alza, creciendo incluso más que Facebook, Linkedin y Twitter. Se trata de una plataforma totalmente visual, por lo que necesitas tener un producto visualmente atractivo para mostrarlo. Los sectores que más lo utilizan son: empresas de moda, belleza, ocio, viajes, comida…
  • Linkedin: es la red social de empleo y las relaciones profesionales. Te servirá si tu objetivo es dar a conocer tu empresa entre otras compañías, hacer contactos profesionales y encontrar perfiles específicos para tu empresa y equipo de trabajo.
  • Twitter: tiene un límite de 280 caracteres, lo que obliga a crear una información concreta, atractiva y útil. La publicidad en Twitter puede ser una excelente manera de captar rápidamente la atención de tu audiencia y proporcionarles un enlace (a tu web) para obtener más información.

Como ves hay muchas plataformas de redes sociales que puedes utilizar para promocionar tu empresa. No es necesario estar en todos, pero sí escoger bien y por supuesto saber cómo gestionarlos. No hay que olvidar que en las redes sociales la calidad es más importante que la cantidad, así que sé realista y abarca solamente aquellas redes sociales que sepas que vayas a gestionar adecuadamente. Una red social abandonada puede llegar a dañar tu imagen de marca, así que ya sabes, escoge bien una red social y empieza a desarrollar tu plan de marketing digital.

Si crees que necesitas ayuda para llevar a cabo tu estrategia de publicidad en las redes sociales, no dudes en contactar con nuestro equipo, ellos te asesorarán en escoger la plataforma más interesante para tu negocio así cómo ayudarte en su gestión.

¿Tu empresa realiza Email Marketing o envía spam?

Muchas empresas utilizan el correo electrónico para realizar sus campañas de marketing, es decir, enviar la newsletter correspondiente a sus clientes, algo rápido y económico pero que a menudo entra directamente en la bandeja de Spam. E incluso si no es así cuántas veces hemos borrado directamente correo que considerábamos spam, es decir, ¿un correo electrónico que no nos interesa, no solicitado?

Mientras que está más que probado que una buena campaña de email marketing puede generar grandes beneficios a una empresa, también es más que sabido que una mal hecha puede ser destructiva.  Además de hacer perder la paciencia a tu público estarás dañando la marca y credibilidad de tu empresa.

Así que antes de empezar a enviar tus mails de marketing prepara bien tu estrategia:

  • Establece bien tu objetivo, que quieres conseguir ¿hacer que tus subscritores estén al día de lo que se hace en tu empresa? ¿Aumentar las ventas con alguna promoción?
  • Tienes que tener una lista de suscriptores que estén interesados en tus productos o los servicios que ofreces. Si todavía no lo tienes haz una lista con todos tus clientes, si puedes, segméntalos por las áreas de interés.
  • Envía contenido de calidad, texto conciso y directo con enlaces a tu página web. Según el objetivo que te hayas propuesto podrá ser sobre los servicios que ofrezcas, los últimos proyectos realizados por tu empresa, ofertas… si quieres añade alguna imagen o enlaces a videos de calidad.
  • Intenta segmentar el contenido en función de los subscritores que tengas, diseñando distintos mails para cada tipo de clientes.
  • Controla la frecuencia de los envíos. Si alguien se hace subscriptor tuyo ya sabes que le interesa tu empresa, así que no lo atosigues con tus mails, no sea que se canse y deje de seguirte. Una newsletter a la semana no está mal, y si no tienes información para los envíos semanales, intenta escribir una o dos al mes.
  • Incluye siempre la opción de que los subscritores puedan darse de baja fácilmente.

Recuerda que el objetivo de este tipo de marketing es conseguir crear una relación con tus subscritores, conseguir fidelizarlos, que no se olviden de ti, y sí, por su puesto en última instancia que vuelvan a ti cuando necesiten algo y así realizar la tan ansiada venta.

Y por supuesto puedes consultar con nosotros sobre cualquier duda que tengas sobre cómo empezar tu campaña de marketing e incluso el diseño de las newsletters.